BLOG

Comunicaciones en la nube

Por qué mover tu sistema telefónico corporativo a la nube

  06/09/2018 08:09

Hoy en día, las organizaciones están interconectadas. Por ello necesitan mucho más de sus soluciones de comunicación corporativa, además de las capacidades de acceso telefónico. Para satisfacer estas demandas, las empresas adoptan cada vez más soluciones colaborativas de comunicación que reúnen todos los elementos esenciales de las comunicaciones empresariales, incluidos voz, mensajería, vídeoconferencia y contact center, en una única solución fácil de usar.

El objetivo final es permitir que los equipos móviles y distribuidos se comuniquen y colaboren de la forma que elijan, desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar. Sólo la nube puede cumplir con estas expectativas.

La implantación de la telefonía en la nube supone grandes beneficios en términos de ahorro y flexibilidad para todo tipo de compañías, permitiéndoles también atender de forma más eficiente y eficaz las llamadas de sus clientes.

Por qué mover tu sistema telefónico corporativo a la nube
  1. Minimizas los gastos de capital

Un sistema telefónico tradicional generalmente tiene un coste inicial considerable. Estos gastos de capital incluyen servidores, teléfonos, actualizaciones de red y costes de implementación. Mover el sistema telefónico a la nube no es tan exigente en términos de presupuesto. En la mayoría de las instalaciones del sistema de telefonía en la nube, el único gasto de capital es la compra de teléfonos IP.

  1. Usas el equipo que quieres

Un sistema de telefonía en la nube es un producto básico o basado en estándares. Eso significa que puedes usar equipos de diferentes proveedores.

  1. Utilizas los recursos de la compañía

La configuración de comunicaciones actual en la mayoría de las oficinas requiere dos líneas separadas: una para voz y otra para datos. Mover tu sistema telefónico a la nube permite consolidar esas líneas en una sola red. La transmisión de voz a través de su línea de datos aumenta el tráfico a través de esa conexión y utiliza mejor toda la capacidad.

  1. Simplificas el presupuesto

Los sistemas telefónicos tradicionales tienen costes impredecibles. Los costes cambian para adaptarse a los cambios organizacionales, patrones de utilización y componentes obsoletos o antiguos. Un sistema de telefonía en la nube permite predecir con precisión los gastos de telecomunicaciones. Otros costes variables tampoco entran en juego, como actualizaciones de software, licencias y mantenimiento de hardware.

  1. Disfrutas de precios transparentes

La mayoría de los sistemas en las instalaciones cobran por cada característica. Eso es porque, en muchos casos, las características no son nativas de ese sistema. Para admitir las funciones más recientes, debes modificar tu solución existente con hardware, software o costes de licencia adicionales. Con un sistema telefónico en la nube, todas las funciones se integran de forma nativa en el sistema. Los principales proveedores de servicios en la nube pueden ofrecer todas las funciones de voz a un precio único y transparente, sin complementos por función ni cargos ocultos.

  1. Eliminas el riesgo de obsolescencia

Con una solución en la nube, la responsabilidad de mantener la infraestructura actualizada cambia del cliente al proveedor del servicio. Las actualizaciones de software también se encuentran bajo las responsabilidades del proveedor, lo que permite disfrutar de tecnología actualizada sin dedicar presupuesto y recursos para mantenerla.

  1. Proporcionas una mayor fiabilidad del sistema

Un sistema telefónico en la nube aloja tu servicio en centros de datos seguros. Cuando se interrumpe el servicio de un centro de datos, tu proveedor puede redirigir fácilmente las llamadas a través de otros centros de datos. Por tanto, tu servicio de voz continúa sin interrupción.

  1. Accedes a opciones con muchas funciones

En la nube, puedes acceder a una amplia gama de funciones de voz empresarial. Los proveedores líderes ofrecen funciones ilimitadas, como buzones de correo de voz, operadores automáticos (IVR), planes de marcado, puentes de conferencias y más, sin ningún cargo adicional a tu precio mensual básico.

  1. Facilitas el trabajo remoto

Un sistema de telefonía empresarial en la nube elimina los límites tecnológicos. Debido a que estos sistemas se basan en la nube, pueden enrutar el tráfico del teléfono a cualquier dispositivo con una conexión a Internet. Es tan fácil enrutar las llamadas a la oficina central de tu trabajador como a tu teléfono de la oficina. Además, las características y funciones de voz asociadas con la oficina se pueden usar de forma remota, incluido el correo de voz y las transferencias de llamadas a otras extensiones comerciales.

  1. Mejoras las opciones de movilidad de los empleados

Al trasladar el sistema telefónico de tu empresa a la nube, la movilidad se convierte en una opción para todos los empleados, no sólo para los trabajadores remotos. Los empleados utilizan cada vez más sus dispositivos personales para tareas comerciales, una tendencia llamada BYOD (“Bring Your Own Device”). Con las aplicaciones móviles, los trabajadores pueden controlar las funciones, los permisos y el correo de voz utilizando su dispositivo móvil personal.

  1. Recibes actualizaciones automáticas y sin problemas

Un sistema de telefonía en la nube transfiere la responsabilidad de realizar las actualizaciones al proveedor. Y debido a que el servicio de voz se basa en software, es más fácil implementar nuevas actualizaciones y funciones a un ritmo más rápido.

  1. Implementas el sistema con facilidad

La implementación de un sistema de telefonía en la nube es relativamente simple en comparación con una instalación local. Los sistemas basados en la nube requieren muy pocos componentes físicos y, a menudo, se implementan en cuestión de días. La implementación puede llevarse a cabo de una vez o de forma incremental en función de tus necesidades. Y una vez que el sistema está en su lugar, es simple agregar nuevos usuarios y oficinas.

  1. Confías en las mejores prácticas de seguridad

Los proveedores de sistemas de telefonía en la nube son libres de especializarse en seguridad en la nube, proporcionando las mejores prácticas como el cifrado, los protocolos de seguridad y la supervisión activa del servicio.

  1. Consolidas tus comunicaciones en un solo servicio

La mayoría de los servicios en la nube forman parte de un conjunto general de Comunicaciones Unificadas (UC). Por lo general, un conjunto de UC incluirá voz, vídeo, movilidad, SMS o fax, entre otros, todo bajo un mismo techo. Es fácil simplificar y reducir los costes cuando recibes todos los canales de un proveedor en una sola factura. La consolidación también conduce a comunicaciones mejores y más consistentes con compañeros de trabajo y clientes al permitirles usar sus canales preferidos.

  1. Integras la telefonía con tus aplicaciones y dispositivos

Una solución en la nube ofrece funcionalidad en el call center sin los gastos y las exigencias operativas de un centro de llamadas. Esta funcionalidad incluye integraciones diseñadas para mejorar la interacción con el cliente y simplificar las operaciones del supervisor. Debido a que los sistemas de telefonía en la nube están basados en software, son más fáciles de integrar con plataformas líderes de administración de relaciones con los clientes (CRM) como Salesforce.

Cuando un cliente llama, una integración puede recuperar la información de la cuenta de ese cliente en una pantalla. De esa forma, tus empleados pueden hacer referencia a la información clave de la cuenta y atender mejor a la persona que llama. La información de la llamada se puede recoger y guardar también. Esto te ayuda a mantenerse al día con las preferencias y decisiones de los clientes, mejorando así las interacciones futuras con ese cliente.

  1. Puedes utilizar ubicaciones múltiples

Un sistema telefónico en la nube permite que todas tus ubicaciones se conecten al mismo servicio virtual a través de Internet. Esto permite la extensión de llamadas, incluso entre oficinas en diferentes ubicaciones geográficas. Además, con un sistema de telefonía en la nube, puedes administrar centralmente todas tus comunicaciones, independientemente de tu ubicación, a través de un único portal basado en navegador.

  1. Controlas el sistema de tu teléfono sin estar físicamente en la oficina

Los sistemas de telefonía en la nube no requieren la presencia física en la oficina para cambiar la configuración del sistema. Si no estás en la oficina, pero tienes que hacer un cambio de emergencia en el sistema telefónico, puedes hacerlo a través del portal de administrador en línea. Y es tan simple que puedes hacerlo sin la ayuda de un técnico o un proveedor de terceros.

En conclusión, la nube es la nueva norma para empresas de todos los tamaños. A finales de 2018, según Jive, los departamentos de TI mantendrán menos de la mitad de sus plataformas (40%) en el sitio, y el resto residirá en la nube.

Te interesará

 
  04/12/2018 09:12

5 mejores prácticas para garantizar el éxito de los agentes remotos

Según el informe “A Blueprint For Successfully Deploying Remote Agents”, elaborado por Liveops, disponer de agentes que trabajen en forma remota supone 4 beneficios principales para las empresas: un negocio más escalable, ágil y flexible; acceso a los mejores talentos, sin importar donde vivan; reducción de los costes de contratación y formación; y menor desgaste […]

LEER MÁS