BLOG

Oficina inteligente

6 beneficios de implementar un modelo de trabajo híbrido en una organización

  23/06/2021 12:06

La pandemia de coronavirus ha provocado la adopción del trabajo remoto a gran escala en muchas organizaciones. Los resultados han sido positivos hasta ahora: los empleados han logrado un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida personal y pueden operar con la misma (si no mayor) productividad y eficiencia.

Sin embargo, este cambio inesperado tiene sus propios desafíos. A las empresas les preocupa que el teletrabajo haga más complicada la gestión del equipo y minimice su control sobre las actividades de los empleados. Es hora de experimentar con un modelo de trabajo híbrido, en el que el trabajo se divide por igual entre remoto y de oficina.

¿Qué es un modelo de trabajo híbrido?

Un modelo de trabajo híbrido agiliza los procesos de trabajo al combinar empleados de oficina y remotos, brindando a todos los empleados la autonomía que necesitan para trabajar de manera productiva. Por ejemplo, los empleados que trabajan en departamentos de desarrollo de producto que necesitan acceder a herramientas especializadas en la oficina y aquellos cuyo trabajo simplemente requiere un dispositivo conectado a Internet pueden realizar fácilmente su trabajo en un entorno de trabajo híbrido.

Las tendencias de trabajo remoto cada vez más comunes, como ‘Bring Your Own Device’ (BYOD) y ‘Choose Your Own Device’ (CYOD), se combinan fácilmente con un modelo de trabajo híbrido. Permitir que los empleados utilicen sus propios dispositivos, ya sea que trabajen de forma remota o en la oficina, reduce los costes de TI. Estas políticas también pueden mejorar la productividad, ya que los trabajadores están más familiarizados con sus propios dispositivos que con los proporcionados por la empresa.

Los modelos BYOD y CYOD permiten a los empleados trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Sin embargo, también presenta desafíos de seguridad que las soluciones de virtualización de escritorio pueden abordar.

¿Cuáles son los 6 principales beneficios de un modelo de trabajo híbrido?
1) Mejor colaboración y relaciones laborales

Muchas organizaciones están mejor posicionadas para lograr una verdadera innovación si sus empleados pueden, al menos parte del tiempo, colaborar a través de reuniones cara a cara en el mismo espacio. Cuando todos los empleados trabajan desde casa y solo pueden reunirse virtualmente, puede ser más difícil para su empresa innovar y prosperar.

El trabajo tradicional en la oficina y sus interacciones cara a cara facilitan la colaboración. Permite a los empleados socializar con sus colegas, charlar durante los descansos y compartir ideas útiles durante conversaciones informales en persona para ayudarlos a innovar. Si bien las herramientas de trabajo remoto permiten a los empleados interactuar con sus colegas, la interacción no es la misma que la de una oficina.

Y aunque los empleados pueden resolver problemas juntos cuando trabajan de forma remota, la falta de interacción cara a cara puede dificultar las relaciones laborales. El contacto real en persona permite a los empleados acercarse más a sus colegas y fomenta vínculos más profundos, confianza, compromiso y lealtad, lo que conduce a una mejor colaboración e innovación.

La implementación de un modelo de trabajo híbrido permite al personal obtener lo mejor de ambos mundos. Los empleados pueden experimentar los beneficios de las relaciones colaborativas en persona y, al mismo tiempo, tener la oportunidad de trabajar de forma remota en tareas que requieren un enfoque individual.

2) Mejor equilibrio entre la vida personal y laboral

El equilibrio entre la vida personal y laboral es un aspecto vital de cualquier entorno laboral saludable. Ayuda a prevenir el agotamiento y minimiza el estrés, que puede afectar negativamente el bienestar mental de los empleados y provocar dolencias físicas.

Una organización que prioriza el equilibrio entre el trabajo y la vida personal mantiene una fuerza laboral más saludable y productiva y ahorra dinero. Un modelo de trabajo híbrido encaja perfectamente, logrando este equilibrio al brindar a los empleados la opción de trabajar tanto de forma remota como en la oficina.

Con un modelo híbrido, la fuerza laboral puede equilibrar mejor sus vidas personales con sus responsabilidades laborales. Cuando trabajan desde casa, los empleados pueden estructurar su día para usar los descansos para cosas esenciales, como llevar a los niños a la escuela o ir a una cita con el médico. Esto les permite estar al tanto de su vida diaria, lo que puede conducir a una mejor concentración y atención cuando están trabajando.

3) Mayor productividad

Incluso antes de que golpeara la pandemia de coronavirus, los primeros estudios sugirieron que el trabajo remoto puede mejorar la productividad. Un informe reciente de Boston Consulting Group (BCG) muestra que más de la mitad de los gerentes creen que sus equipos son aún más productivos trabajando de forma remota.

Las ganancias de productividad surgen de tres fuentes: mayor flexibilidad, mayor concentración en el trabajo y reducción del absentismo. El trabajo remoto permite una mayor flexibilidad, ya que los empleados pueden trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento.

A nivel individual, el trabajo remoto puede minimizar las distracciones asociadas con una oficina. Las interrupciones de los compañeros de trabajo, que pueden ser una de las principales causas de pérdida de tiempo, son menores, lo que ayuda a los empleados a concentrarse en las tareas que requieren una atención más dedicada.

El trabajo remoto también puede reducir el absentismo debido a un mayor compromiso. Por ejemplo, los empleados pueden seguir trabajando incluso si tienen un resfriado u otros problemas de salud menores, en lugar de tener que tomarse un día libre completo para evitar ir a la oficina.

4) Grupos de talento más amplios

Cuando se trata de contratación, una organización que emplea un modelo de trabajo híbrido puede elegir talento local o fuente de una fuerza laboral global.

A estas alturas, la mayoría de los empleados han experimentado los beneficios del trabajo remoto de primera mano, como la reducción de los desplazamientos y un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal. Una encuesta reciente de McKinsey muestra que el 80% de las personas encuestadas informan que disfrutan trabajando desde casa. Muchos ya se han acostumbrado y, por lo tanto, es más probable que se postulen a empresas con lugares de trabajo flexibles en el futuro.

Las organizaciones que emplean modelos de trabajo híbridos pueden atraer empleados más capacitados y diversos en múltiples geografías que aquellos que no los tienen.

Las políticas de trabajo híbridas también pueden conducir a tasas de abandono más bajas. Cuando los empleados sienten que tienen un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida privada, pueden sentirse desmotivados y decidir dejar la empresa. Por el contrario, un modelo de trabajo híbrido es excelente para lograr un mejor equilibrio. Cuando los empleados se sienten felices y satisfechos con la organización para la que trabajan, se vuelven leales y permanecen más tiempo.

5) Mayor confianza entre empresas y empleados

Uno de los aspectos más importantes (y difíciles de fomentar) de un entorno de trabajo saludable y productivo es la confianza entre las empresas, los gerentes y los empleados. Un modelo de trabajo híbrido ayuda a los trabajadores a ganarse la confianza de los gerentes al permitirles demostrar que son tan productivos, si no más, trabajando de forma remota como cuando están en la oficina.

Además, los miembros del personal que se sienten confiables y respetados tienen más probabilidades de permanecer comprometidos en el trabajo y con la empresa por más tiempo. Las tasas de rotación general más bajas tienen beneficios significativos, que incluyen menores costes de abastecimiento, reclutamiento, contratación, incorporación y capacitación y un mayor conocimiento y habilidades de los empleados, contribuyendo al éxito a largo plazo de su empresa.

6) Mejor visibilidad del rendimiento de los empleados

El rendimiento de los empleados es crucial para el éxito organizacional general, ya que permite a los gerentes determinar las fortalezas, errores y brechas potenciales que requieren atención. Los entornos de trabajo híbridos generalmente emplean el uso de plataformas de colaboración y tecnología más compartidas, ya que permiten a los empleados combinar sin problemas el trabajo en la oficina y el trabajo remoto. Estas plataformas permiten a los gerentes ver fácilmente la actividad de los empleados en diversas tareas para que puedan obtener una imagen más clara de lo que todos están haciendo.

Las organizaciones deben aprender a administrar entornos de trabajo remotos en medio de las incertidumbres de hoy y prepararse para el territorio inesperado que traerán los modelos de trabajo híbridos del mañana. Cuando se implementa correctamente, un modelo de trabajo híbrido puede permitir a las empresas maximizar los beneficios del trabajo en la oficina y a distancia.

Asimismo, un aspecto que es esencial para el éxito de un modelo de trabajo híbrido es contar con la tecnología adecuada para que los empleados puedan acceder a lo que necesitan para ser productivos.

Te interesará

 
  27/07/2021 07:07

¿Los trabajadores remotos son más o menos productivos que en la oficina?

Desde el primer trimestre de 2020, las tendencias y expectativas del trabajo remoto han cambiado. Las organizaciones no estaban preparadas para que toda su fuerza laboral trabajara desde casa, pero gracias a la tecnología y la innovación, actualmente el teletrabajo está funcionando de forma óptima para muchas empresas. En todo el mundo, cada vez más […]

LEER MÁS